Cómo perder el miedo al fracaso

Cómo perder el miedo al fracaso

¿A veces sientes que no puedes avanzar o no puedes hacer nada nuevo porque tienes miedo que no salga bien? Todos pasamos por eso con cierta frecuencia. Sin embargo no es excusa para dejar de hacer cosas nuevas. Existen infinidad de historias de éxito que surgieron luego de varios fracasos como por ejemplo la de Drew Houston, el creador de Dropbox. Así que hoy veremos cómo perder el miedo al fracaso.


Si te tomas un momento vendrán a tu cabeza recuerdos de un fracaso escolar o un fracaso empresarial y por qué no un fracaso matrimonial.


Y por fracasar entendemos esos momentos en los que las cosas no salen como quisiéramos, por lo que es muy importante descubrir cómo hacer para que no nos quede el miedo a fracasar enquistado en el cuerpo y después no nos animemos a volver a intentarlo.


Cuando vives un acontecimiento que tomas como fracaso, en realidad es una experiencia que salió de una forma diferente a lo que tenías previsto.


Esto nos pasa porque hay un montón de factores que influyen cuando hacemos algo. Justamente ahí es donde está la clave: en hacer.


Pasar a la acción te abre las puertas a logros pero también a fracasos.


Te aseguro que si te quedarás inmóvil y no hicieras nada en tu vida, el único fracaso que experimentarías sería el de no haber intentado nada.


Puedes ver en mi canal de YouTube el video de este post donde te cuento sobre algo que a mi criterio es lo más importante: asumir la propia responsabilidad.


La única posibilidad de cambiar el rumbo y conseguir nuevos logros es haciéndote responsable y no culpando a otros. Si quieres un cambio solo podrás hacerlo sobre ti. Olvídate de culpar a los demás porque no avanzarás nunca.


Por ejemplo, si mientras estudiabas pasaste por un fracaso académico y después de 20 años sigues culpando a tus profesores que te tenían entre ceja y ceja, estás en un problema. Esa gente seguramente ya ni se acuerde de ti, mientras que tú aún los tienes como protagonistas de la historia. Realmente ¿te parece justo?

Si te responsabilizas cuando algo no salió como querías

No tardarás en ver que es justamente eso. Que tenías una idea y que no cumplió con tus expectativas. Prueba otra vez.



Hay gente que se culpa a través de los años diciéndose a sí mismo que es un fracaso como padre. Crees que ¿pensar eso es bueno para ti y te hará crecer como persona?

Reviértelo. Si no te consideras bueno en un área de tu vida aprende, investiga, prueba, cambia la estrategia pero no te quedes paralizado. Porque algo es seguro vas a fracasar antes de intentarlo siquiera.


Entonces lo que tomas como fracaso en realidad es un resultado distinto al esperado.


¿Y si en lugar de tomarlo como algo malo lo tomarás como una experiencia que concretaste, te dio un resultado determinado y aunque no era lo que pensabas, igualmente tuviste un resultado?


Ahora cuentas con una ventaja enorme, puedes extraer una enseñanza de eso, puedes aprender algo relevante de lo sucedido.


También podrás decidir:

  • Si vuelves a hacerlo y en ese caso probar un camino diferente
  • Empezar de cero como si nunca hubieras hecho nada

Atrévete a fracasar y no te arrepentirás. Así sabrás que no era tan terrible como imaginabas.


Los fracasos puedes entenderlos como algo malo y quedarte estancado en esa idea o puedes entenderlos como algo que no salió como lo tenía previsto y a partir de ahora con esa experiencia y el conocimiento que ganaste, empezar de vuelta.


Si me preguntaras yo siempre te diría que te inclines por la segunda opción.


Sé, por haberlo experimentado muchas veces, que cuando tomas la experiencia de algo vivido y te lanzas de nuevo no estás empezando de cero. Es probable que sientas algo de frustración pero eso se trasciende haciéndolo consiente.


Me vas a escuchar un montón de veces decírtelo pero es así, cuando puedes ver una situación desde un nivel más general, tomarla como un todo y darte cuenta que había un montón de pasos por hacer y algunos te habrán salido bien y otros tal vez no como querías, entonces ahí es donde te das cuenta que el fracaso como tal, no existe.


Fracasa cuanto antes. Fracasa una y mil veces hasta que te des cuenta que en realidad no es algo malo, sino diferentes puntos de vista para hacer lo mismo.


Y no tardarás en ver que lo que llamas fracaso puede ser una señal para darte cuenta que ese escenario no era para ti. Te puede ocurrir en la pareja, en el trabajo, con el dinero.


Te puede pasar con un montón de cosas pero permítete ver que un fracaso en realidad es una manera diferente de ver las cosas. Y siempre, no importa en el momento de la vida que estés, siempre podrás volver a empezar.

Resumiendo:

  • Acepta que las cosas no salieron como esperabas
  • Hazte responsable y no culpes a nada ni a nadie
  • Extrae una enseñanza valiosa
  • Imagina nuevos caminos para alcanzar el mismo objetivo final
  • Vuelve a intentarlo
  • Fracasa cuanto antes

En mi post anterior te comenté que superar las desilusiones te da libertad, hoy te digo con total sinceridad que asumir el riesgo a fracasar será lo que te de la paz que necesitas para dejar de temerle al fracaso.


Espero que te sirva, trata de darle una vuelta. Fíjate qué puedes extraer de ese supuesto fracaso que viviste y quédate con la parte buena.


A partir de ahora cuando quieras hacer algo, no tengas miedo al fracaso. Ya sabes que vas a fracasar y cuanto antes lo hagas mejor.


Nos vemos en el próximo post. Gracias por leerme.


¿Te asusta fracasar? Cuéntame, te leo en comentarios más abajo.


Besote
Cyn




Mini Curso Digital de Autocoaching GRATUITO

Vas a conocerte como nunca antes. Aprenderás un montón de herramientas para aplicar inmediatamente estés donde estés.

Deja un comentario