Rompe el molde para ser diferente

Rompe el molde para ser diferente

"Ser de los que rompen moldes está al alcance muy pocos, arriesgarse a pagar el peaje de ser señalado es una demostración de personalidad no muy frecuente."

Hace poco leí en el blog genteinvencible.com esa frase y me hizo mucho, pero mucho ruido. Rompe el molde para ser diferente.

Soy de las que apuestan a ser raras. De esas personas que sin muchos recursos prefieren las cosas que pocos hacen. Me gusta ser distinta, me gusta la diferencia.

Sinceramente atiborrar mi tarjeta de crédito para las fiestas no es mi deporte preferido, prefiero dedicar tiempo a encontrar una buena idea y armar un regalito para alguien pensando realmente en ese alguien.

Y sí, me produce más satisfacción ver la reacción de mis afectos al recibirlos que si les enviara un producto que ellos mismos podrían comprarse. Regalar por regalar me agobia. No me gusta, casi que me produce caspa ir a un centro comercial.

Así que casi como un comportamiento egoísta de mi parte, prefiero otro tipo de obsequios. Bueno, no, obsequio no es la palabra, mejor regalo. Es más real, más honesto creo. Al fin de cuentas no hago nada que no me haría a mí misma.

Quizás no son las cosas más extrañas del mundo, pero si vieras las cosas que te dicen tus amigos cuando les regalas un collage de fotos de diferentes momento compartidos, si si, esas que ves y te hacen acordar de todo: el momento, lo que charlaban, de qué se reían, el clima que hacía, el lugar donde estaban y hasta la anécdota que quedaría grabada en tu cabeza a partir de ese día.

¿Y los videos? Como a mucha gente, me pasa que siempre me veo extraña, me oigo extraña, me muevo extraña... pero no me importa.

Lo que pretendo es transmitir un mensaje a esa persona que me importa mucho y me enfoco en eso. Le digo lo que quiero, como quiero y tal como lo siento. Y sí. Es mucho más fácil transmitir un mensaje en video que escrito porque cambia todo. No hay malos entendidos de tonos ni sentidos.
Tu amigo te ve diciendo exactamente lo que querías decirle y es imposible no sentirte más cercano.

Escribe una carta, pero larga, tan larga como quieras. Cuéntale cómo te sientes porque esa persona está en tu vida. Lo que esperas, lo que te gustaría.

Imagina un relato, arma una historia más o menos íntima que involucre a esa persona. Transforma ese texto en un ebook, diseña una tapa con su contratapa y simula un libro. Usa programas como Canva para darle forma.

Cuéntale cómo lo ves, busca sus 50 cosas buenas y hazle saber cuáles son. ¿Cómo piensas que se sentirá al recibir algo así? Especial e importante, cuanto menos.

Te sorprenderá lo poco que se conoce la gente y cómo le gusta que le hagas notar que lo observas.

Las personas tenemos una necesidad muy básica (entre otras) y es la de sentirnos importantes. Sí, importantes para alguien.
Es algo inherente al ser humano, así que no te sientas egoísta o que no te lo mereces. Necesitas sentir que le importas a alguien más y está bien.

¿Ahora entiendes por qué a tus seres queridos les gusta tanto que pienses en ellos como para crear un regalo?
Imagina cómo te sentirías si alguien lo hiciera por ti.

Al lograr algo nos sentimos importantes, en este caso:

  • tus amigos por ejemplo habrán conseguido que los quieras mucho y hagas algo bonito para ellos y 
  • tú habrás logrado darles un momento de satisfacción y seguramente dibujar una súper sonrisa en su cara.

Asumámoslo, nos llena el corazón hacer cosas para alegrar a los que más queremos. Cuando regalas algo normal, los demás te lo agradecen por cortesía y con suerte lo usan.

Pero si preparas algo para esa persona, le dedicas tu tiempo, le pones toda tu intensión y le demuestras que te importa, lograrás que se emocionen pero sobre todo, harás que entiendan lo importante que son en tu vida.
Y dejame decirte que eso, es impagable. Pruébalo, te garantizo que no te vas a arrepentir.

Dedica tiempo a las personas que te importan, es lo único que no recuperarás jamás y lo mejor que puedes regalar: tu tiempo.

En otro post te voy a hablar sobre ¿por qué hacemos lo que hacemos?
Nada el hacer al azar, cada pequeña cosa que haces es por algo y si aún no has descubierto por qué, te ayudaré a desenredar el nudo.

Si te gustan las sorpresas, prepárate. Te va a gustar mucho entender el porqué de lo que te sucede.

¿En serio crees que siendo uno más del montón sacarás algo bueno?
Esfuérzate por ser diferente

Por favor no te desperdicies. Inspírate, renuévate, haz que cuente.
Inventa, prueba, juega, imagina... el mundo está lleno de lo común, haz la diferencia.

¿Cómo vas a hacer la diferencia a partir de hoy? Cuéntame que me encantan las nuevas ideas

Nos vemos en el próximo post
Besos
Cyn

Deja un comentario