Superar las desilusiones te da libertad

Superar las desilusiones te da libertad

Imagina que estás pasando por un momento de crisis. Te sientes pésimo porque según tú, nada salió como querías y quieres arrancarte cuanto antes esa sensación del cuerpo. Tienes que saber que superar las desilusiones te da libertad y hoy veremos cómo hacerlo.

¿En serio te preguntaste cómo combatir la desilusión? Voy a permitirme corregirte, a partir de ahora nos enfocaremos en ver cómo enfrentar una desilusión amorosa, de trabajo, de vida... lo que sea que te haya desilusionado.
Es que funciona igual cuando piensas en cómo superar una desilusión de amistad que una desilusión profesional.

Poemas de desilusión para hombres. Sí, increíble ¿verdad? Pero hay muchos sitios en internet dedicados a eso. Igualmente no me queda claro si son mujeres que quieren escribir un poema para el hombre que las desilusionó, o si quienes lo consumen son hombres desilusionados que buscan poemas para reafirmar su dolor.

Sea como sea no tiene mucho sentido, al menos para mí. Si te desilusionaron ya está. Veremos en este post cómo salir de ese estado aprendiendo cosas importantes que te hagan volver a creer.

Aunque no lo creas, hay mucha gente que decide dedicar tiempo a sus estados desilusión para Facebook. Pocos son los que se atreven a decir "tuve una desilusión con mi pareja", más bien la mayoría intenta ocultarlo y lo deja entrever.

No es fácil asumir que estás desilusionado y no haces nada al respecto más que quejarte.
¿Y si cambiaras el enfoque y fueses en busca de la solución?

Te animo a que descubras la motivación que te hace falta para trascender la desilusión. Además te cuento en este video verás lo importante que es superar las desilusiones para ser más libre.

Vamos paso a paso explorando algunas áreas donde la desilusión es moneda corriente:

Desilusión con la vida

¿Alguna vez sentiste que la vida no era lo que esperabas? Bien, ahí está la clave.
Lo que esperabas no condice con la realidad. Y tu realidad tiene mucho que ver con las decisiones que tomaste a lo largo del tiempo.
La buena noticia es que corrigiendo tus decisiones, no solo podrías recuperar la ilusión, sino que además te acercarías a la vida que realmente quieres vivir.

Cambia la frase: estoy desilusionado con la vida
Por: Mi vida es como quiero porque la construyo a mi antojo.

Desilusión con la familia

Esa gente que te rodea y a la que no siempre estás dispuesto a tolerar. Y sí, digo tolerar porque es lo que hacen muchas personas.
Aguantan por no discutir. Callan lo que ven o lo que saben. Evitan los conflictos porque les da miedo enfrentarlos.
Pero déjame decirte que si sientes que te desilusionaron en tu familia, estás generalizando y mucho. La familia es un grupo de personas y lo más probables es que quien no actuó como esperabas sea uno o varios miembros, pero no todos.
Identifica quien te desilusionó y revisa por qué lo hizo.

Cambia la frase: estoy desilusionado con mi familia
Por: Mi familia actúa como puede porque cada uno tiene sus propios desafíos que experimentar

Desilusión profesional

Si te sientes desilusionado con el rumbo de tu negocio, es hora de cambiar las estrategias. Haz algo diferente, corrige los errores y sigue adelante. Supéralo y aprópiate de lo que has aprendido.
Tienes un conocimiento que nadie te puede quitar. Está en ti, en tu cabeza, en tu experiencia. Lo que aprendiste y probaste alguna vez, es parte de ti. No lo desaproveches.
Los negocios fluctúan, la economía cumple ciclos, el ingreso de dinero puede tener altibajos. Pero lo que tú sabes, tu formación no se irá jamás.

Cambia la frase: estoy desilusionado con mi trabajo
Por: Me reinvento profesionalmente cuando yo quiera para sentirme realizado

¿TE INTERESA LO QUE ESTÁS LEYENDO?

Puedes conocer mucho más de ti si te apuntas al
Mini Curso Digital de Autocoaching GRATUITO

Desilusión con la gente

Sentirte desilusionado por la gente es mucho más fácil de lo que crees. Las mujeres somos más emocionales que los hombres y quizás esperamos más de las personas que ellos. Entonces aprendamos.
Pongamos el foco en actuar sin esperar nada a cambio y, aunque suene a frase trillada, te aseguro que es una buena estrategia contra las desilusiones.
Haz las cosas de corazón, porque quieres, porque sabes que es lo correcto, porque ayudarás a alguien más, porque te da la gana y punto.
Pero olvídate de cómo responderá el resto, porque si no lo hacen como esperabas te volverás a desilusionar. Todo radica en las expectativas que tienes.

Cambia la frase: estoy desilusionado con la gente
Por: No espero nada de nadie. Hago lo que siento que está bien para mí sin dañar a otros

Desilusionada con la boda

Hay muchas mujeres que solo se sienten realizadas si se casan y forman una familia. Su mayor anhelo en la vida es el matrimonio y por tanto es lógico que pongan una gran expectativa en su casamiento. Dar el sí en el altar frente a sus seres queridos les produce una enorme ilusión y si las cosas no salen como habían planeado es muy fácil que se sientan desilusionadas.
Si te desilusionó tu boda, ya sabes por qué. Esperabas algo diferente a lo que iba a ocurrir. Ahora es tiempo de revisar esas diferencias y entender por qué te produjo ese sentimiento.
Libérate de la desilusión cuanto antes, no te quedes atrapada, no puedes hacer más que dejarla ir y quedarte con lo que te enseñó. Ahora te conoces un poco más, aunque duela.

Cambia la frase: mi boda me desilusionó
Por: Mi boda salió lo mejor que pudo. Reconozco que hubo buenos momentos y los atesoro para siempre.

Desilusión con el amor

Te enamoraste y no era lo que esperabas. Imaginabas la historia de amor de cuentos de hadas y te diste cuenta que no tenía ni parecido a la tuya. Es que los príncipes y princesas son eso, personajes de cuentos.
Así que baja a la realidad, ajusta tus expectativas y disfruta de la persona que tienes al lado sin esperar lo que no existe.
Cuando abandones lo que no te hace bien, dejarás de decir: me he desilusionado con mi pareja.

Cambia la frase: estoy desilusionado con mi pareja
Por: Mi pareja es una persona completa a la que comprendo y acepto independientemente de lo que yo quiera que sea o haga

¿Entonces cómo haces para dejar de desilusionarte?

Dejando de lado las expectativas, revisando tus creencias respecto a lo que te rodea.​


Recuerdo que hace un tiempo un amigo me decía: estoy desilusionado con las mujeres.
Y pensé ¿por qué tantos hombres sienten eso?
Porque nosotras ya no somos ni parecidas a lo que se esperaba de las mujeres hace tiempo y muchos hombres fueron educados con una idea distinta de cómo sería su mujer ideal. Ni mejor ni peor, pero diferente.

En el ejemplo anterior, haciendo a un lado tus expectativas y creencias sobre las mujeres y estableciéndote objetivos claros respecto a cómo quieres que sea tu mujer, tu novia, tu amiga, tu compañera de trabajo o entrenamiento.

Cuando estás desilusionado o mejor dicho, cuando te sientes desilusionado, porque aunque parezca un juego de palabras no lo es, simplemente tienes ese sentimiento de no ser correspondido por tus expectativas.
Sí, esperabas algo y no sucedió.

Entonces pregúntate:

  • ¿Quién tiene la responsabilidad?
  • ¿Quién es el que tenía la expectativa?
  • ¿Quien actuó esperando algo?

La respuesta tiene solo dos letras: YO.
Que duro suena ¿verdad? Es que darnos cuenta que no es un problema de los demás, sino nuestro, nos incomoda.
Sin embargo es la mejor llave que podemos tener para cambiar nuestros sentimientos.

Si tú controlas lo que sientes, el sufrimiento se reducirá de una manera notable
¿Por qué?

Simplemente porque no sentirás la desilusión o decepción que produce la diferencia entre lo que es y lo que esperabas.​

Prueba esta técnica para liberarte cuanto antes de la sensación de agobio que produce estar desilusionado

Escribe un texto donde expreses todos tus sentimientos más profundos:

  • Una carta de desilusión a mi padre, a mi pareja, a mi amigo o a quien sea que esté involucrado con mi sentimiento de desilusión.
  • No es necesario que se la envíes, es solo tuya y el único fin es sacar de adentro todo lo que te molesta. 
  • Guárdala o quémala. Tú decides, pero no dejes de escribirla.

¿Vale la pena escribirle una carta de desilusión a un novio? ¿Y si en lugar de eso dedicaras todos tus esfuerzos a superar la situación?
Para estos momentos lo mejor es un diario íntimo que te permite explayarte con lujo de detalles y escribir todo lo que quieras decir.
Sé que la tentación de mandar una carta es enorme. Pero en esos momentos creo que es preferible hacer dos cosas:

  • Aceptar que la otra persona no es lo que yo esperaba por mis propias expectativas.
  • Elegir en qué lugar quieres estar. Esto es, te quedas con esa persona o sigues tu camino y te encuentras con alguien más afín a ti.

Recuerda que la vida te pone delante de personas y situaciones para probarte y enseñarte cosas. O las padeces o aprendes de la experiencia.

Gracias por leerme.
¿Y tú, sueles desilusionarte? Cuéntame que te leo en los comentarios.

Hasta la próxima.
Besote
Cyn

Deja un comentario