Propósito de vida

Propósito de vida

Cuando hablamos de propósito de vida podríamos ponernos nerviosos, tener una sensación rara de desconcierto y muchas veces sentir que no encontramos para qué estamos en este mundo.
Si alguna vez sentiste algo parecido, este post te dará algunas herramientas para empezar a descubrir tu propósito de vida.

Qué es un propósito de vida

El propósito de vida de una persona será su motivación más grande para no caer cuando las cosas se pongan difíciles en tu vida. Que tendrás que sortear obstáculos según pasan los años no es novedad, pero sí lo es de qué forma lo harás. Y eso solo lo puedes descubrir tú mismo.

Piensa en tu gran ¿Porqué? Cuál es el motivo por el que llegaste a este mundo cuando lo hiciste y no en otra época, lugar o situación.

Dedica tiempo a entender tu ¿Para qué? Si estás acá no es en vano, tienes una misión, un plan que seguir y algo de qué ocuparte.

¿Soñaste alguna vez qué hacer para que el mundo sea mejor? Hazlo ahora. Adelante, sueña en grande.

  • ¿Qué quieres hacer?
  • ¿Cuál es tu mejor razón para ocupar un lugar aquí y ahora?
  • ¿Qué estás haciendo con tu vida para avanzar en la dirección que te gustaría?
  • ¿Estás ayudando a alguien a solucionar algún problema?
  • ¿Qué ganaría el mundo si cumplieras tu propósito?
  • Eres una pieza clave, tienes un rol que nadie más puede cumplir y te ayudaré a encontrar tu propósito si aún no lo conoces.

Veremos cómo detectar tus intereses, tus talentos y tus pasiones para que puedas fusionarlos e identificar tu propósito de vida.
Empecemos con algunas pistas para encontrar tu propósito de vida y que al final de este post puedas decir con al fin sé cuál es mi propósito de vida.

Tu historia esconde grandes tesoros 

Si eres como el 99% de personas, habrás pasado por desafíos en tu vida y los superaste.
¿No te parece raro que estés dónde estás? ¿Que tengas la familia, amigos y compañeros que tienes y no otros?
¿Que tengas un determinado trabajo y ocupes una posición que nadie más ocupa?

Tu historia es única, nadie más vivió lo mismo que tú, ni lo vivirá y lo que hayas superado para llegar a donde te encuentras hoy podría convertirse en motivación, inspiración y aprendizaje a alguien más.

Identifica tus intereses

Qué te gusta hacer, aprender o estudiar. Podrías pasarte horas leyendo sin cansarte. Conforme avanzas con los conocimientos sobre esos temas, en tu cabeza no dejan de aparecer ideas y pensamientos sobre todo lo que podrías hacer aplicando lo que estás descubriendo.

Cuando algo te aburre, te agota, te quita la energía o simplemente lo esquivas, lo pospones para más adelante y buscas excusas para no hacerlo, te está indicando que no te interesa.

La experiencia que acumulas cuando sabes mucho sobre algo y lo experimentas, podría ser lo que otros buscan para mejorar su propia vida.

Encuentra aquello que harías gratis

Si el dinero y el tiempo no fueran un problema, dispusieras de ambos recursos sin tener que preocuparte por ellos, seguramente tus días serían radicalmente distintos. Pasarías horas haciendo eso que realmente te llena el alma. Muy bien, imagínalo, imagínate en esa escena ideal de tu vida.

Simplemente haz lo que adoras, aquello que te pone tan contento y te deja tan satisfecho que casi no eres capaz de explicar con palabras. 

Ahí está, probablemente lo encontraste. Eso podría ser parte de tu propósito de vida.

Te interesa lo que estás leyendo?
No te pierdas el mini curso GRATUITO Estrategias de Autocoaching para conocerte mejor


¿Quién se beneficia con tu propósito?

Cuando pensamos en lo que nos gusta hacer, nos enfocamos en nosotros mismos. Está bien y es válido, pero no alcanza para ser tu propósito de vida.

Si algo te gusta mucho, pero mucho, seguramente hayas encontrado tu pasión. Sin embargo, al buscar tu propósito de vida, habrá que fijarse también a quién estás ayudando, cómo contribuyes con tu propósito a hacer mejor la vida de alguien más, de qué manera colaboras con el mundo o parte de él.

El beneficio no se limita a ti, sino a algo más grande. El propósito te excede, no es para que haya un solo ganador. Es más, mucho más.

Conoce tus talentos

Todos tenemos algunas destrezas y puntos fuertes que nos podrían hacer destacar por sobre los demás realizando las mismas actividades, pero con menos esfuerzo. Aquello que nos sale naturalmente, se nos da bien y no nos demanda un sacrificio, sin duda será un talento. Si te cuesta averiguar cuáles son, no te preocupes, sigue indagando. Es muy común tener talentos ocultos porque jamás siquiera nos fijamos en ellos.

¿Ya encontraste tus talentos? Estupendo, pero la cosa no termina ahí, por muy talentoso que seas, si no lo perfeccionas, lo pules y lo llevas al máximo nivel, esta facilidad que llevas dentro podría marchitarse o nunca llegar al nivel más alto.

¿Crees que los deportistas de elite llegaron hasta donde están solo por talento? Claro que no, hay horas y horas de práctica que hicieron a esas personas talentosas, alcanzar posiciones privilegiadas.
Lo mismo podría ocurrir contigo, si dedicas tiempo y esfuerzo a hacerte excelente con tus talentos, el éxito llegará tarde o temprano.

Descubre tus pasiones

Es evidente que los talentos nos ayudan mucho en la vida, pero que seas naturalmente talentoso no necesariamente implica que te guste eso que puedes hacer. Por eso las pasiones no dan aún mejores pistas para encontrar el propósito de vida.
Si además de ocupar tus días con algo que puedes hacer sin esfuerzo, te encanta, entonces sentirás que te sientes mucho mejor. Amarás esas actividades y lo harás con tanto gusto que el placer por cumplirlo colmará tus expectativas.

Imagina ahora si juntaras lo que se te da bien, lo que amas hacer y además lo pudieras llevar al mundo real para contribuir a hacer mejor la vida de otros. Eso sería un gran propósito de vida ¿Cierto?

Búscalo, identifícalo y en cuanto lo tengas claro no dejes de llevarlo al mundo real. Una vida plena se logra haciendo lo que amas, superando cualquier desafío que se presente y disfrutando de cada instante porque sabes que estás haciendo lo que viniste a hacer.

Todo tiene un sentido, tú tienes un propósito. Ya estás en condiciones de responderte la pregunta inicial sobre cuál es mi propósito en la vida.


¡Bien hecho! Ya formas parte de un pequeño grupo de personas que sabe para qué está en esta vida, si aún te cuesta, sigue buscando. Te aseguro que lo encontrarás. Y si necesitas algo más de ayuda, tienes disponible mi libro Proyecto de Vida, en el que dedico capítulos completos a descubrir tu talento, identificar tus pasiones y encontrar tu propósito de vida.

Cuéntame en los comentarios ¿Cuál es tu propósito de vida? ¿Estás viviendo una vida con propósito?

Gracias por leerme, nos vemos en el siguiente post.
Disfruta el día
Besos

Cyn

Deja un comentario