Emociones básicas | Todo lo que necesitas conocer

Emociones básicas | Todo lo que necesitas conocer

Mis emociones, igual que las tuyas, son los radares que nos llevan por la vida dándonos señales de lo que merece la pena y lo que no, entre otras cosas. Durante gran parte de mi vida no le di importancia a sentirme agradecida por mis emociones. Quizás no valoraba lo suficiente el día a día y de a poco fui sintiendo la necesidad de estar más alerta y consciente a las cosas esenciales.

Cuáles son las emocion​es básicas

  1. Si sientes alegría tendrás algunas certezas, lo que estás viviendo te hace bien.
  2. Cuando experimentas tristeza sabes que necesitas llorar, limpiar, desahogarte o alejarte de una situación o una persona. 
  3. El asco te mantendrá alertado de aquello que tienes que evitar para no hacerte daño.
  4. La ira te impulsará, querrás expresarte con energía, lo que te dará alguna idea para cambiar de rumbo y posiblemente te conduzca a la frustración si no sabes qué canalizarla.
  5. La sorpresa es la más breve, durará poco y será neutra porque no podrás clasificarla como buena o mala en función del estado de ánimo que te produce.
  6. El miedo intentará protegerte de algo que sea un potencial peligro.
Emociones básicas | Cyn Perazzo

Si prestas atención a tus emociones y escribes un diario personal, descubrirás grandes tesoros sobre tu vida. Por ejemplo, en mi caso, el miedo es una de las emociones más duras y a la que más agradezco, siempre tuve tantos miedos contra los que luchaba sin cesar y por supuesto no lograba avanzar.

Cuando cambié mi mentalidad, entendí que estaban ahí para demostrarme que podía vencerlos y sentirme más fuerte, supe que eran mis aliados. Ese punto de inflexión cambió mi forma de ver todo lo que me asustaba. Cada vez que volvía esa emoción tan temida e incómoda , internamente lo tomaba como un reto personal «si te venzo, creceré». Y así sucede una y otra vez cada día.

¿No te parece suficiente razón para estar agradecido por las emociones?

Es como tener un mapa universal dentro tuyo de todo lo que puedes sentir y cómo reaccionarás ante cada evento.

Claro, no todas las personas se permiten vivir sus emociones, tal vez por ignorancia, quizás por su educación, posiblemente por el entorno donde se encuentran o simplemente porque eligen no experimentar el inmenso abanico de emociones que llevan consigo y ni hablemos del inexistente manejo de emociones.

Sea como sea, para mí es vital agradecer las emociones, y es que gracias a ellas puedo ser más de cien personas en una, porque cada vez que siento una emoción se produce una pequeña transformación en mí. Soy una mujer distinta al menos por un rato.

Tipos de emociones

Hay infinidad de clasificaciones que podríamos hacer. Hoy te propongo una muy simple que me funcioan perfectamente para saber qué siento y qué quiero sentir.

  • Emociones que construímos
  • Emociones que necesitamos
  • Emociones que elegimos

Aprende más sobre estos 3 tipos de emociones en el video de Youtube. Es parte de lo que encontrarás en mi curso MAESTRÍA EMOCIONAL: Domina tus emociones como un experto. 

Una vez leí que las emociones son el pegamento de la memoria, me impactó porque lo ví tan real.

¿Acaso lo que más recuerdas no es lo que más tocó tus emociones?

No es casualidad que recuerdes aquel primer café que tomaste con esa persona que tanto te importa y no recuerdes cada café que tomas en el desayuno desde hace años.

¿Cuál es la diferencia entre ambas situaciones si la acción de tomar café es la misma? Exacto. La primera estaba plagada de emociones y la segunda no.
Piensa en esas personas, situaciones, libros y momentos más significativos de tu vida. Algo los hizo especiales para ti.

¿Qué emociones te provocaron?

Existe una lista de emociones, de las cuales algunas seguramente ni conocías y otras que te apuesto lo que quieras que te hacen sentir identificado.Genial, ahí es donde tienes que llegar. A ese punto en el que reconoces que sin emociones tu existencia sería una tabla rasa en la que nada tendría razón de ser.

Olvida eso, siente, muévete, disfruta y sobre todo, crece en todos los sentidos.

El valor de las emociones

¿Por qué son valiosas tus emociones? Algo las hace especialmente necesarias para que tu vida tenga sentido. Imagina por un momento no sentir nada, estar con alguien que te resulta indiferente, hacer un trabajo que no te desafía en nada, practicar un deporte que no te produce ni una sensación.

¿De verdad podrías vivir así? Claro que no, si las historias que nos hacen estremecer son justamente las más emotivas ¿cómo no habría de serlo nuestra propia vida?

Cada emoción es una señal y está dentro de ti para mostrarte de lo que ese capaz de sentir. 

Gracias a ellas te mueves, sales de donde estás y buscas una mejor vida. Si te sientes incómodo por la razón que sea, transfórmate.

Es tan simple como eso.Rendirse es lo más fácil cuando algo no va bien, pero como todo, tiene una doble cara: La debilidad.

¿Te consideras débil?

Por supuesto que no. Entonces qué estás esperando. Haz algo, cambia lo que sea, pero enciende esa chispa que tenías y de a poco fuiste dejando de lado hasta que se apagó.

Valora tus emociones, comprende que están ahí para ayudarte a ver lo que no eres capaz de distinguir con tus ojos.

Todo empieza con la gratitud. Asegúrate de agradecer lo que sientes cada día y verás como empiezas a valorar lo que realmente tiene sentido.

Emociones Básicas | @CynPerazzo en Instagram

Agradecimiento

Cuando sucede algo que nos gusta o nos parece bueno es fácil agradecer. Sentimos que sucedió justo lo que esperábamos, nos sentimos bien y un gracias se escucha de nuestra boca sin mayor dificultad.

¿Pero qué pasa cuando algo ocurre y nos deja mal, no sacude la vida de tal manera que no volvemos a ser la misma persona? Me refiero a esos hitos que todos vivimos y nos dejan marcados. Si, exacto, lo que comúnmente llamamos problema, crisis, dolor, abandono, pérdida y un sinfín de palabras que denotan malas noticias.

El agradecimiento aquí no es tan fácil ¿verdad? Sin embargo es justo cuando más tenemos que agradecer. Si estás pasando un algo que no te gusta y te hace sentir mal, agradécelo. No lo piense mucho, simplemente da la gracias porque ese evento te traerá algo mucho más alineado con lo que necesitas vivir.

Ya sé que a veces es casi imposible pensarlo así, pero no me creas, experiméntalo. Agradécelo y espera. Verás que la magia sucede después de un tiempo.Es más, rememora eventos difíciles de tu vida y descubrirás que luego del sacudón, vino una transformación.

No es casualidad, te lo aseguro. Las sincronicidades están por doquier, solo que estamos tan ciegos que con frecuencia no las vemos.

  • Quizás perdiste dinero, bueno, es que no era para ti el destino que ibas a darle.
  • Tal vez alguien te dejó, mejor, esa persona no era la ideal para estar contigo.Posiblemente estés pasando por una enfermedad, bien, es hora de revisar el estilo de vida que llevabas.
  • Es probable que se haya cancelado un viaje que esperabas con ansias, en ese caso mejor no insistir y cambiar la fecha o el destino.

¿Lo ves? Todo sucede por algo y aunque no lo entiendas en el momento, verás cómo se aclaran la cosas con algo de tiempo.

El agradecimiento es esencial si te gusta fluir con la vida, nada peor que remar contra corriente y forzar las cosas cuando no tienen que ser. Lo único que hará es llevarte a donde no quieres ir. Y sí, la vida se la cobra siempre, antes o después, tendrás que hacer tu trabajo interior.

Esa es una de las razones por las que escribo este blog, porque creo profundamente que el autoconocimiento es lo único que te saca de las peores situaciones y te eleva en los mejores momentos.

Si te conoces, disfrutas más, sufres menos y las pasas mejor. ¿O no era ese el sentido de la vida?

Vamos, en serio, vivir liviano es posible, lo único que tienes que hacer es saber detectar señales y cuando algo no tiene que ser, dejarlo ir.

Nos vemos la próxima ¿Cuento contigo?

Besotes y pasa un buen día

Cyn

Cursos Online Cyn Perazzo

Deja un comentario

1
Hola! Cómo te puedo ayudar?
Powered by