Paz interior: Cómo alcanzarla sin importar dónde te encuentres

Paz interior: Cómo alcanzarla sin importar dónde te encuentres

Si alguna vez pensaste que la paz interior es la panacea, te lo confirmo. Lo es.
Sé que puede sonar algo radical, pero déjame decirte que la sensación de estar en calma contigo, sentirte especialmente bien y mantenerte en tu eje la mayor parte del tiempo no tiene precio.

Nada tiene que ver con lo esotérico ni cosas raras de new age, simplemente es un estado en el que te sientes bien en tu vida tal como está, progresas cada día, estás tranquilo, sientes que estás escalando hacia dónde quieres ir y ves tus metas con tal claridad que nada es más importante que tu bienestar.

Buscar la paz interior y mantener la calma en momentos de crisis no es sencillo si no pones de tu parte, nadie vendrá a solucionarte todos los problemas así que te toca poner manos a la obra para construir tu vida de la mejor forma posible, si es lo que quieres, claro.

En mi experiencia, y después de haber pasado por unos cuantos momentos que hubiese preferido evitar, puedo decirte que nada reemplaza las herramientas de desarrollo personal cuando estás en la cuerda floja.
Lo que hayas aprendido a través de tu vida, estudiar, leer y practicar pero sobre todo, el tiempo de reflexión e introspección contigo a solas, es invaluable.
 
Así que lo digo en serio, aprende todo lo que puedas sobre superación personal y tu vida será mucho más parecida a lo que alguna vez soñaste. Incluido el bienestar casi permanente que puedes sentir.
Un pequeño obstáculo no tirará por la borda todo lo demás, eso te lo puedo firmar ahora mismo.

Paz interior: Cómo alcanzarla sin importar dónde te encuentres

Cómo encontrar la paz interior

Te daré algunas ideas que me ayudaron a recuperar mi paz interior cuando creía que no era posible:

  • Escrudiña tus pensamientos
    Aprende a estudiar lo que piensas, separa en tipos de pensamientos, míralos con los ojos de tu mente, sé cuidadoso al elegir con cuáles te quedarás. No todos los pensamientos son enriquecedores ni te hacen bien así que pásalos por un filtro y deja que los pensamientos negativos así como vinieron, se vayan.
  • check
    Empéñate en disfrutar el momento
    Estar imaginando el futuro o recordando el pasado no siempre es la mejor estrategia. Elige vivir en el presente, después de todo es el único momento que tienes ¿cierto? Habrás notado que pensar y recordar experiencias anteriores pueden conducirte a un estado de ánimo de tristeza, melancolía o apatía. Evítalos. Tienes este momento únicamente, vívelo, exprímelo y saca lo mejor de él.
  • Observa si actúas de forma espontánea
    Si eres de los que piensa las cosas mil veces antes de actuar, ponte el reto de evitarlo y pasar a la acción de forma inmediata según lo sientas. No te arriesgues a nada que pueda hacerte daño de forma innecesaria, pero sé objetivo y discrimina si tienes miedo, pones excusas o estás frente a un riesgo real. En la mayoría de situaciones verás que todo el ruido está solo en tu cabeza.
  • Abandona la autocrítica
    La presión que te genera criticarte en forma permanente no hace más que angustiarte. Nadie puede sentirse bien si está recibiendo críticas todo el tiempo, así que no sigas maltratándote. Por el contrario, realza tus virtudes y logros. Valórate y potencia lo mejor de ti, no es necesario que te critiques. No caigas en la trampa de pensar que si te criticas mejorarás, eso no es real. Si quieres mejorar, esfuérzate por subir de nivel, eleva tus estándares, adquiere o perfecciona habilidades, pero deja de lado la autocrítica.
  • check
    Pierde el interés por criticar a los demás
    Cuando tu vida es tan rica como para llenarte el alma, la crítica a los demás deja de interesarte. ¿Sabes cómo aprendí eso? Por propia experiencia. Yo fui de esas personas que critican sin parar, y me di cuenta cuando mi vida empezó a ser como realmente quería que fuera que no tenía tiempo ni ganas de criticar a nadie, porque prefería seguir construyendo mi propia vida a mí manera. Sin importar lo que hayas hecho en el pasado, siempre estás a tiempo de cambiar y mejorar. Prueba, verás que funciona.
  • check
    Ocúpate de tus asuntos
    Cada vez que te metes en asuntos ajenos existe la posibilidad de conflicto, si quieres evitarlo es tan simple como ocuparte de ti y tus cosas. Ocúpate de los demás solo cuando te lo pidan, hazles saber que estás disponible si te necesitan, pero no te inmiscuyas en sus vidas porque podrías incomodarlos.
  • check
    Busca ser congruente en lugar de querer tener razón
    ¿Tuviste alguna vez discusiones que no llegaron a nada? Eso es lo que sucede cuando queremos solo tener razón. Mejor esfuérzate por ser congruente en tu vida, piensa, habla y actúa en la misma línea y sostiene lo que para ti es valioso sin intentar imponer tus ideas, independientemente de que las demás personas estén equivocadas según tú. En tu corazón sabrás quién está en lo cierto y no necesitas que nadie lo valide.
  • check
    Descarta la preocupación constante
    Preocuparse es un hábito, tendemos a hacerlo y nos suele jugar malas pasadas. Nos deja en un estado emocional tan negativo que nos drena toda la energía. Mejor, opta por ocuparte de lo que puedes solucionar y lo que no, simplemente acéptalo. Te costará al principio porque no es algo que nos sale de forma natural, pero con práctica verás que pasa a ser un mejor hábito que reemplaza al de la preocupación.
  • check
    Sonríe más
    Además de distenderte y ayudar a liberar la tensión de tus músculos faciales, la sonrisa te da una sensación de bienestar porque cambia tu fisonomía facial. Si buscas conseguir paz interior, esta debería ser tu regla favorita. Personalmente es lo que mejor me hace sentir.

Mi paz interior no es negociable

Me resultó difícil comprenderlo hasta que al fin probé las mieles del bienestar. Supe que nunca más quería volver a sentirme agobiada, sin energía, enojada constantemente y con la frustración a flor de piel.

Un día decidí que ya estaba lo bastante harta de sentirme mal como para empezar a elegir cómo quería sentirme en cada momento, sí, a voluntad. Y se puede hacer aunque, no lo creas.

Cambiar el estado de ánimo es tan simple y sin embargo no lo practicamos con la frecuencia que necesitamos.
Por supuesto que lograr la paz interior conlleva un compromiso y una buena dosis de trabajo interior, sé que a muchas personas les asusta eso, pero asumo que si estás leyendo mi blog es porque te interesa el bienestar personal y estás dispuesto a hacer todo por alcanzarlo.

Así que te animo, busca tu paz interior desde hoy mismo.
Si no sabes ni por dónde empezar, no te preocupes, te doy algunas ideas que me funcionan siempre.

INFOGRAFIA: Paz interior: Cómo alcanzarla sin importar dónde te encuentres

En serio, cuando digo que mi paz interior no es negociable, me refiero a que es mi prioridad y no haré nada que atente contra ella, al menos en este momento de mi vida.
Pocas cosas son tan importantes como buscar la paz interior. Nada es comparable al bienestar y la sensación de calma y serenidad que produce.

Así que si eres de los que están pensando en ir en su búsqueda, no lo dudes, conviértelo en tu tarea número uno a partir de hoy.

Cuéntame cómo está tu paz interior, si tienes alguna idea adicional que quieras compartir conmigo, te leo más abajo en comentarios.
Gracias por leerme y nos vemos en el próximo post.

¿Te gustaría recibir mis nuevas publicaciones?

Al marcar la casilla y aceptar la política de privacidad estás autorizando el tratamiento de los datos de carácter personal que me proporciones. La única finalidad de ese tratamiento es poder enviarte los nuevos artículos y herramientas sobre autoconocimiento y desarrollo personal que desarrolle, así como promociones de productos y/o servicios que tratan de los mismos temas. Los datos serán tratados por Cynthia Perazzo como responsable de esta web, que se compromete a no usarlos nunca para una finalidad distinta a la aquí mencionada y respetar todos tus otros derechos sobre esos datos (como los derechos de acceso, rectificación, portabilidad, etc.). Los datos que me proporciones serán almacenados en la plataforma de email marketing MailChimp, que se encuentra en EEUU y que trabaja de acuerdo a esta política de privacidad.

Deja un comentario